¿Cuál es la diferencia entre suplementos para veganos y los suplementos normales?

Conoce la diferencia entre suplementos veganos y los normales, ya que muchas personas no saben lo que lo diferencian.

La fuente de suministro de proteína por excelencia procede de origen animal y en este, se basa la mayoría de los suplementos vitamínicos. Esto supone un reto para ti que has decidido seguir una dieta vegana. Pero, no te preocupes. Acá te ayudaremos a conocer los suplementos veganos que puedes conseguir en el mercado y juntos los compararemos con los otros suplementos.

Proteína vegana: ¿Para qué sirve?

Si bien es conocido para la población que está informada que la proteína vegana es muy útil para el sano crecimiento y desarrollo del organismo, igual que la proteína animal, ya que incide positivamente en la formación de músculos, en la aportación de energía para enfrentar los retos diarios y el gozar de una salud estable que pueda defenderse de las enfermedades.

Solo que, en comparación, con la proteína obtenida de origen animal, la dieta vegana requieres de una mayor ingesta de frutas, vegetales y semillas para conseguir la aportación de proteína que necesitas en cada plato.

Las fuentes por excelencia son la soja, los guisantes, maníes, frijoles, garbanzos, la quinoa, el arroz, el maíz, la cebada, el trigo, los frutos secos y las semillas.  Es muy importante que vigiles que tu dieta sea realmente nutritiva y variada.

Diferencias entre suplementos para veganos y normales

Entre las diferencias entre suplementos veganos y los normales es que, los alimentos provenientes de origen animal, contienen mayor cantidad de proteínas y, por ende, poseen un mayor valor biológico para el ser humano.

 En contraste, las semillas, cereales, frutos secos y las legumbres no alcanzan la cantidad proteica que se requiere, por lo tanto, se les considera un grupo alimenticio con proteínas de bajo valor biológico.

Las fuentes de proteína animal con mejor calidad lo constituyen aquellas que poseen los aminoácidos esenciales.  Entre estas se encuentra la leche materna, le siguen los huevos, las carnes, la miel y, por último, los lácteos.

Solo la quinoa ha demostrado poseer todos los aminoácidos de origen vegetal esenciales para la vida.

Una de las desventajas significativas en la ingesta de proteína animal radica en la alta cantidad de purinas que esto genera y, por ende, el aumento del trabajo del hígado y el riñón para procesarla. Esto se refleja en una hiperactividad conductual y con el tiempo, conlleva enfermedades de la piel y cáncer.

En cambio, las proteínas vegetales contienen menos purina y por ello, tu hígado y riñón trabajan menos, gozas de una digestión más rápida y a futuro de una óptima salud ya que, consumes grasas insaturadas, no contienen colesterol, poseen mucha fibra y son más accesibles económicamente hablando.

Para lograr una mejor obtención de proteínas se ha sugerido mezclar los ingredientes entre sí.  Por ejemplo: consumir cereales con legumbres, lácteos con frutos secos y vegetales con huevos. Pero esta es una decisión que tú mismo debes tomar.

Esperamos que te haya sido útil la diferencia entre suplementos veganos y los normales, y de ahora en más, puedas elegir qué camino tomar.