La importancia del zinc en una dieta vegana

Los macronutrientes (carbohidratos, grasas, proteínas) tienden a estar en la mente de la mayoría de las personas cuando se plantean como mejorar su salud mejorando su dieta. Y esto no es malo: los macronutrientes son absolutamente necesarios para disponer de energía, mantener el tono muscular, mejorar el apetito, la prevención de la malnutrición, etc. Sin embargo, los micronutrientes también son vitales y a menudo mejoran la eficacia de los macronutrientes. Los micronutrientes son minerales, aminoácidos individuales y vitaminas que dirigen las células al igual que los macronutrientes.

¿Por qué consumir Zinc?

Las deficiencias de zinc pueden provocar: pérdida de cabello, más susceptibilidad a resfríados y gripe, desequilibrios hormonales, acné e incluso cambiar la forma en que el cuerpo usa y maneja la insulina. El zinc ayuda al metabolismo, la producción eficiente de testosterona para prevenir el dominio de estrógenos, ayuda a mejorar la piel y las uñas, ayuda a mejorar el sentido del olfato, crecimiento saludable, visión saludable, curación de heridas y un sistema inmunológico reforzado.

Fuentes de zinc en una dieta basada en vegetales

Ahora que sabes por qué lo necesitas y que es fácil de obtener, puedes obtener las dosis recomendadas de zinc con estos alimentos, a menos que quieras comprar suplementos con zinc:

Guisantes y legumbres


Esto incluye tofu, soja, guisantes, garbanzos, lentejas, cacahuetes, etc. Todos los guisantes y las legumbres ofrecen grandes cantidades de zinc.

Nueces y semillas


Las nueces y las semillas también ofrecen excelentes fuentes de zinc, algunas de las mejores son las semillas de calabaza, semillas de girasol, nueces, anacardos, almendras, semillas de chía y semillas de cáñamo. Come una variedad de estos alimentos diariamente para agregar más zinc a tu dieta. Como beneficio adicional, estos alimentos también son excelentes fuentes de magnesio, vitaminas B y hierro, que ayudarán aún más a llegar una dieta vegana equilibrada.

Avena


La avena ofrece una gran cantidad de zinc. La avena también es una excelente fuente de calcio, magnesio, hierro y potasio.

Los mejores suplementos con Zinc